jueves, agosto 07, 2014

PUNTUAL

Es rigurosa, obsesiva con los horarios, no tolera retrasos cuando te cita. Claro que el castigo que pueda luego infligirte no se compara con su beneplácito si te ve llegar a la hora señalada.
No tiene otro modo de darte su podrido afecto que celebrar tu puntualidad, tenés que comprenderla mientras marchás a su encuentro, silbando bajito, deteniéndote en el puesto de flores para comprar ese ramo que por esta última vez no será para ella.
No la defraudes, sé puntual: tu llegada tarde o tu ausencia serán devastadoras.
No te espera, toda tardanza le resulta intolerable. Tanto como el tiempo sin fronteras que te condenará a dejar pasar, si esto sucede.

Fumando, leyendo libros que no te importan, escribiendo historias que se borran, atento al celular que habrá quedado mudo, cubriéndote de polvo en el rincón más oscuro, esperando ese último trago mil veces prometido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada